Al momento de la entrega, el Cliente deberá asegurarse de que  el paquete esté completamente sellado y deberá revisar el producto para confirmar que se encuentre en óptimas condiciones. Si el empaque o el producto presentan algún problema en la entrega, el Cliente debe solicitar al mensajero la devolución inmediata al mismo. En caso de que el Cliente identifique algún inconveniente con su producto pasado el momento de la entrega, debe dirigirse a uno de nuestros Centros de Atención Claro, donde aplicarán los términos de garantía establecidos por la empresa.